Nutritiva.mx - Conoce la dieta MIND
Inicio | Dietas | Conoce la dieta MIND

Conoce la dieta MIND

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Conoce la dieta MIND

Alimentos mediterráneos para mejorar el funcionamiento del cerebro

Dr. Donald Hensrud

Medicina Preventiva de Mayo Clinic 

LaSalud.mx.-La dieta MIND es una combinación de otras dos dietas sanas, de manera que es una buena alternativa para la salud. Los resultados de un estudio reciente demuestran que, a medida que transcurre el tiempo, los ancianos que siguen la dieta MIND parecen sufrir menos deterioro cognitivo, tal como problemas de la memoria. 

El efecto de la alimentación sobre la salud cognitiva ha sido tema de investigación durante bastante tiempo. Las investigaciones revelan que ciertos alimentos, particularmente los vegetales como las hortalizas de hoja verde, los frutos secos y los arándanos, pueden ayudar a conservar el funcionamiento cerebral.

La dieta MIND incluye una variedad de alimentos propicios para el cerebro. La sigla inglesa MIND significa en español “intervención con las dietas mediterránea y DASH para retrasar la degeneración neuronal”. Por lo tanto, esta dieta incluye aspectos de la dieta mediterránea, así como de la dieta DASH, sigla inglesa que en español significa “enfoques alimentarios para detener la hipertensión”. La dieta mediterránea se compone de muchas frutas, verduras, aceite de oliva, legumbres, cereales integrales y pescado; la dieta DASH, por su parte, generalmente se recomienda a quienes necesitar reducir la presión arterial y pone énfasis en las verduras, las frutas y los productos lácteos con bajo contenido graso, junto con cantidades moderadas de cereales integrales, pescado, aves y frutos secos.

Descubriendo patrones

A fin de evaluar los beneficios de la dieta MIND, los científicos controlaron los hábitos alimentarios de 900 ancianos durante varios años. En concreto, evaluaron un patrón de alimentación que pone énfasis en los alimentos que se han relacionado con beneficios cognitivos y restringe los vinculados con deterioro cognitivo. Dicho patrón de alimentación incluye cantidades relativamente altas de hortalizas de hoja verde, así como otras verduras, arándanos, pescado, aceite de oliva, cereales integrales, habichuelas, frutos secos y aves, junto a cantidades moderadas de vino. Incluye también baja cantidad de carne roja, queso, mantequilla, margarina, productos fritos, repostería y dulces.  

Los científicos descubrieron que quienes regularmente siguieron dicho patrón de alimentación mostraron menos deterioro cognitivo con el transcurso del tiempo que las personas que no lo hicieron. Con base en estudios previos, los resultados de este estudio no son sorprendentes, sino que mediante el examen de todo un patrón de alimentación y no solamente de alimentos específicos, más bien expanden las investigaciones anteriores. Los resultados también coinciden con muchos estudios que revelan las ventajas de este patrón alimentario sobre otras afecciones: ayuda a reducir la presión arterial y el colesterol sérico, además de adherirse a las pautas para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer. 

Seguir la dieta mediterránea, en la que parcialmente se fundamenta la dieta MIND, puede ser un medio muy sabroso de alimentación que incorpora diferentes tipos de ensalada con aceite de oliva, fideos o arroz integral con verduras, así como pecado, aves o habichuelas. No obstante, realizar estos cambios alimentarios provechosos y pasar a una dieta principalmente basada en productos vegetales puede resultar complicado; aunque existen tácticas que pueden facilitar las cosas. 

Por ejemplo: planifique anticipadamente antes de ir de compras o de preparar la comida. Intente nuevas recetas que incorporen los alimentos de la dieta MIND. Tenga a mano diferentes tipos de arándanos y frutos secos mixtos para comer como refrigerio, en lugar de papitas fritas o galletas saladas procesadas. Cuando coma en restaurante, pida pescado o pollo asado, en vez de frito; empiece con una ensalada que incluya generosa cantidad de verduras y coma solamente un pan integral con un poco de aceite de oliva, en lugar de pan blanco con mantequilla; además, opte por arándanos para postre, en vez de productos de repostería u otros dulces. Uno puede disfrutar de un tipo de alimentación como esta y los beneficios para la mente, la salud general y la calidad de vida pueden ser inmensos. 

La dieta MIND no es peligrosa para la mayoría de personas, ya que incorpora una amplia variedad de alimentos sanos. Sin embargo, en caso de padecer alguna enfermedad crónica que requiere que ingiera o evite ciertos alimentos, es necesario consultar un especialista médico antes de introducir cambios en su alimentación. 


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0