Nutritiva.mx - Fitoquímicos: los "alimentos funcionales"
Inicio | Noticias | Nutrición | Fitoquímicos: los "alimentos funcionales"

Fitoquímicos: los "alimentos funcionales"

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Ensalada de jitomates Ensalada de jitomates

Glucosilonatos anticancerígenos y efectivos en las infecciones urinarias

 

Existen en los vegetales, además de las sustancias nutritivas que todos conocemos: proteínas, minerales, etc... Otras sustancias de diversos tipos. Algunas de estas últimas no son consideradas esenciales para nosotros, pero por lo general ejercen un gran impacto en el curso o prevención de muchas enfermedades. Baste como ejemplo decir que protegen el sistema cardiocirculatiorio, reducen el riesgo de contraer cánceres, mejoran nuestras defensas...

A estas sustancias se les denomina fitoquímicos, sustancias bioactivas ó alimentos funcionales. Otra forma de llamarles es quimiopreventores. La definición pura y dura de un alimento funcional, podría ser: "aquel que contiene un componente, sea o no un nutriente, que afecta una o varias funciones del organismo en forma específica y positiva, y promueve un efecto fisiológico que va más allá de su valor nutritivo tradicional." A largo plazo, todas estas sustancias, especialmente las antioxidantes, resultan indispensables para el mantenimiento de la salud. Únicamente se encuentran en las frutas y verduras, y adicionalmente también en productos como el yogur o la leche cuajada.

Los grupos de los principales fitoquímicos son:

·         Glucosilonatos

·         Isocianatos

·         Fenoles

 

A los glucosilonatos se les atribuyen efectos anticancerígenos e incluso antibióticos, siendo especialmente efectivos en las infecciones urinarias y para la tos. El berro y el rábano son muy representativos de este grupo. Los isocianatos previenen de distintos tipos de cáncer de forma bastante efectiva, siempre y cuando estén presentes en el momento de la exposición al carcinógeno. Las fuentes más comunes son las coles, los repollitos, los nabos y el berro. Los fenoles son un grupo tan amplio como sus propiedades.

Entre ellos, se encuentran subgrupos relativamente conocidos como los polifenoles, flavonoides, taninos... tan sólo los polifenoles, por sí mismos, tienen propiedades anticoagulantes, antimicrobianas, tienen capacidad de regular la presión arterial y ayudan en el metabolismo del azúcar. Tomates, lechugas, olivas, manzanas, tés negros, granos de soja, peras, uvas negras, lentejas, son buenas fuentes de diversos tipos de fenoles. Los fitoquímicos, en realidad, son poderosos antioxidantes, completamente necesarios en la actualidad.

A pesar de que nunca fueron considerados esenciales, en una sociedad en la cual cobran protagonismo los radicales libres, evitan el estrés oxidativo. Por otra parte, ofrecen una ayuda inestimable en la lucha contra el colesterol a través de los fitosteroles, por ejemplo y pueden aumentar las defensas, mejorar el tránsito intestinal... es conveniente recordar, no obstante, que por sí solos, los fitoquímicos no son la panacea sanadora de enfermedades. Estos alimentos son susceptibles de mejorar la salud; casi todos los nutricionistas, médicos, científicos, etc. coinciden en recomendar la ingesta de al menos cinco raciones diarias de frutas y verduras

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0