Tratar obesidad en niños, trabajo de toda la familia.

El tratamiento del niño con obesidad suele ser difícil y requiere un equipo muldisciplinario, médico, enfermera, psicólogo y un nutriólogo. 

La prevención recae en la modificación del estilo de vida, es decir, evitar el sedentarismo y reducir la ingesta de calorías provenientes de alimentos y bebidas gaseosas, comenta la doctora Elizabeth Ceballos Salgado, coordinadora de Educación e Investigación en Salud de la Unidad de Medicina Familiar 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social, Delegación Poniente.

Para que los niños pierdan peso, comenta Ceballos, es necesario involucrar a toda la familia, independientemente de que presenten o no obesidad. Es importante que los padres acepten un cambio permanente en el estilo de vida y que las modificaciones se apliquen de manera definitiva, sin hacerlo ver como castigo.

Algunas de las actividades que recomienda la doctora Ceballos son; evitar periodos prolongados de inactividad, la televisión, los videojuegos y el uso de la computadora deben limitarse a un máximo de una o dos horas al día. También es recomendable no ingerir alimentos mientras estén viendo la televisión, se hacen las tareas escolares, o se trabaja en la computadora.

%u201CSe debe quitar el exceso de grasa de la carne, es mejor preparar la comida a la parrilla o al vapor que frita. Hay que preparar las verduras en formas visualmente atractivas, como las zanahorias ralladas o bolitas de papa cocidas y evitar las bebidas gaseosas, de preferencia consumir agua de frutas de temporada%u201D señala Ceballos Salgado.

No se debe excluir ninguna de las comidas, hay que fraccionar la comida en cuatro o cinco periodos; desayuno, colación matutina o almuerzo escolar, comida, colación vespertina y cena. Hay que diseñar un plan de alimentación con la asesoría de un nutriólogo, se debe seguir obligadamente todo los días para no abandonar el plan de dieta, puntualiza.

Es de vital importancia introducir el ejercicio en sus hábitos como un juego, esto ofrece al niño momentos felices, mejora su autoimagen y a la vez les enseña a adaptación y  resistencia al dolor. Por ello debe fortalecerse como una necesidad desde la infancia.

Los padres pueden participar en actividades físicas con sus hijos, como salir a caminar en vez de utilizar el automóvil, subir escaleras, visitar el zoológico o un parque y fomentar la práctica de algún deporte, esto reforzará los lazos de unión entre los integrantes de la familia, permitiendo el desarrollo de niños y niñas sanos y felices.

El Instituto Mexicano del Seguro Social en la Delegación Estado de México Poniente, invita a sus derechohabientes para que acudan a los módulos de PREVENIMSS ubicados en las Unidades de Medicina Familiar y Hospitales donde médicos y enfermeras los orientarán sobre cómo cuidar su salud de acuerdo a la edad de cada integrante de la familia.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y UNICEF firman Memorándum por una Infancia Libre de Obesidad en México

LaSalud.mx.– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Fondo de las Naciones Unidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *