Nivel elevado de triglicéridos puede generar daño al hígado y páncreas.


 
El nivel alto de triglicéridos en la sangre, también conocido como hipertrigliceridemia, ocasiona daños a la salud en páncreas, vasos sanguíneos, hígado y otros órganos, generando problemas cardiovasculares o pancreatitis, advirtió la especialista en nutriología clínica del Hospital Juárez de México (HJM), Elizabeth Pérez Cruz.
 
Explicó que los triglicéridos son grasas, y resultan de la transformación de los hidratos de carbono simples, como el azúcar y fructosa contenidos en pastelillos y refrescos, por lo que el consumo excesivo de estos alimentos ocasiona hipertrigliceridemia.
 
Su exceso produce en el organismo que se generen otras sustancias llamadas precursores de triglicéridos, que generan más triglicéridos, y esa elevación también genera hígado graso.
 
El nivel óptimo de los triglicéridos en la población en general debe ser menor a 200, pero si la persona tiene obesidad, diabetes o hipertensión, lo ideal es que esté por debajo de 150 para evitar complicaciones con esas enfermedades.
 
La elevación mínima no ocasiona síntomas, pero si llega a 600 o 700, el paciente puede sentirse mareado o que se va de lado.
 
Con poco más de 200 puntos se recomienda al paciente cambiar su estilo de vida, una alimentación saludable y actividad física, pero si es superior a 300 o 400, se agrega tratamiento farmacológico, y con un seguimiento adecuado baja la cantidad de estas grasas a niveles normales.
 
Un gran porcentaje de casos se presenta en personas con sobrepeso y obesidad y aunque no genere síntomas, se sospecha de su presencia si hay hiperpigmentación en el cuello y axilas, llamada acantosis nídrica.
 
La coordinadora de la Clínica de Obesidad del HJM advirtió que también personas delgadas pueden tener este problema por herencia, sin embargo, la mayoría de los casos es consecuencia de los inadecuados hábitos alimenticios y de vida.
 
La especialista subrayó que para evitar la hipertrigliceridemia es importante que el consumo de carbohidratos simples, contenidos en pan, arroz, tortilla y otros cereales, sea menos de 10% de lo que se ingiere en un día.
 
Sugirió a la población acudir a una consulta de nutrición para que conozca los diferentes tipos de alimentos y su contenido energético, calórico y nutricional. Quienes tienen los triglicéridos en niveles mayores a 200, deben evitar azúcar refinada, refrescos, jugos y panecillos.
 
Asimismo, cada año solicitar una determinación sanguínea para conocer el nivel de triglicéridos, atenderse a tiempo y evitar complicaciones.
 
Aclaró que los triglicéridos es un tipo de grasa diferente al colesterol, que es otra grasa en el organismo que se presenta por el consumo de grasas saturadas.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La tortilla de maíz, un alimento óptimo para atletas

La tortilla de maíz es uno de los alimentos con más mitos a su alrededor; …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.