IV Simposium: “Microbiota Intestinal Humana en Salud y Enfermedad”

LaSalud.mx.- Avalado por el Instituto Danone, en colaboración con el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán (INNSZ), la Asociación Mexicana de Gastroenterología (AMG), la Asociación Mexicana de Nutriología (AMENAC)y el Colegio Mexicano de Nutriólogos (CMN) se realizó el IV Simposium Internacional: “Microbiota Intestinal Humana en Salud y Enfermedad” para presentar sus investigaciones sobre  la importancia de la composición de la Microbiota Intestinal a lo largo de la vida, el rol de la Microbiota en diferentes enfermedades, recomendaciones del uso de probióticos y terapias emergentes como el trasplante de Microbiota fecal.

Durante el encuentro realizado en el Hotel Hilton de la Ciudad de México el 29 y 30 de mayo, se dieron cita importantes ponentes nacionales e internacionales como el Dr. Miguel Ángel Valdovinos, Jefe del Laboratorio de Motilidad Gastrointestinal del Instituto Nacional de Nutrición (INNSZ); la Dra. Mirjana Rajilic-Stojanovic, Investigadora del Departamento de Bioquímica y Biotecnología en la Facultad de Tecnología y Metalurgia en la Universidad de Belgrado, Serbia; la Dra. Elena Verdú, profesora asociada del Departamento de Medicina de la Universidad de McMaster en Canadá y el Dr. Armando Tovar, Jefe del Departamento de Fisiología de la Nutrición Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y actual Presidente del Instituto Danone de México, entre otros. 

La Microbiota Intestinal contiene 100 billones de microorganismos, incluyendo como mínimo mil  especies diferentes de bacterias que comprenden más de 3 millones de genes, 150 veces más que en el genoma humano. De hecho, la Microbiota intestinal puede pesar hasta 2 kg. Por otra parte, un dato relevante es que solo un tercio de nuestra Microbiota intestinal es común a la mayoría de los seres humanos, mientras que los otros dos tercios son específicos en cada persona, es decir, la Microbiota es como el carnet de identidad personal, ya que es única a cada individuo. 

Como su nombre indica, se encuentra en los intestinos, una de las principales interfaces del ser humano con el entorno externo de nuestros cuerpos. Dentro de sus funciones se encuentran:

•Ayudar al cuerpo a digerir ciertos alimentos que el estómago y el intestino delgado no son capaces de digerir.

•Contribuir a la producción de algunas vitaminas, como la vitamina K.

•Desempeñar un papel importante en el sistema inmune, actuando como efecto barrera.

Teniendo en cuenta el importante papel que la Microbiota intestinal juega para mantener un buen estado de salud por las múltiples funciones que realiza, hoy en día los expertos la consideran como un súper órgano, por ejemplo, los bebés nacen estériles: la colonización del intestino comienza justo después del nacimiento y evoluciona a medida que el ser humano crece. Los científicos consideran que la Microbiota se estabiliza alrededor de los 3 años y ya es similar a la de los adultos, continuando su evolución a un ritmo más estable durante el resto de la vida.

Mientras la composición general de la Microbiota Intestinal es similar en la mayoría de las personas sanas, también hay una parte que es totalmente personal y determinada por nuestro entorno y dieta. Al mismo tiempo, la composición microbiana de la Microbiota intestinal se adapta al tipo de dieta, ya sea de manera temporal o permanente. No obstante su gran capacidad de adaptación, la composición microbiana de la Microbiota puede alterarse por diversos mecanismos. A esta condición se le denomina disbiosis, la cual, puede estar relacionada con problemas de salud, tales como desórdenes funcionales del intestino, enfermedad inflamatoria intestinal (EII), alergias, obesidad o diabetes. 

Múltiples estudios han demostrado los efectos beneficiosos en nuestra Microbiota intestinal de los probióticos, presentes en algunos alimentos fermentados como el yoghurt. Estos probióticos, ayudan a la Microbiota Intestinal manteniéndola equilibrada, íntegra y diversa. Gracias a los avances tecnológicos, el conocimiento sobre las bacterias que habitan el aparato digestivo se está convirtiendo en algo más nítido y claro.

Durante el IV Simposium Internacional sobre Microbiota Intestinal en Salud y Enfermedad se abordaron diferentes herramientas terapéuticas que permiten manipular la Microbiota y corregir la disbiosis. Además se presentaron evidencias científicas que sustentan el uso de dietas y probióticos en estados de enfermedad y las indicaciones, eficacia y riesgos del trasplante de Microbiota fecal.

“Para el Instituto Danone de México es muy importante contribuir en la realización de eventos que promueven el conocimiento de la Microbiota Intestinal Humana y de cómo ésta puede beneficiarse a través de  los probióticos presentes en la dieta”, mencionó Guadalupe Herrera, Delegada General del Instituto Danone de México.


Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Exigen alimentos libres de aceites parcialmente hidrogenados y de grasas trans

Los ácidos grasos trans o grasas trans aumentan la mortalidad cardiovascular, los infartos cerebrales y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *