Participa México en la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios de la ONU

El gobierno de México busca contribuir a establecer nuevas medidas, soluciones y estrategias para lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) durante la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se realizará de forma virtual.

En conferencia de prensa virtual, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, destacó que, para garantizar una alimentación saludable en México y el mundo, es necesario transformar los sistemas agroalimentarios para que promuevan dietas sanas basadas en economías locales, así como en el cuidado y respeto al ambiente y la biodiversidad.

Estos nuevos sistemas alimentarios también deben atender las necesidades de las personas, por encima de los intereses económicos de grupos y empresas que privilegian la venta, publicidad y consumo de productos ultraprocesados, afirmó el servidor público.

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, resaltó el trabajo realizado al interior del Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad (Gisamac), el cual ha destacado el impacto negativo que representa el consumo de productos ultraprocesados (altos en conservadores, sales y grasas), ya que favorece la obesidad, el sobrepeso, además de ser detonantes de enfermedades como hipertensión y diabetes.

El subsecretario López-Gatell Ramírez precisó que, a través del Gisamac, el Gobierno de México se vincula con organismos internacionales y organizaciones civiles para definir políticas públicas de prevención de enfermedades asociadas con el daño al medio ambiente y a los sistemas agroalimentarios. Su propósito es establecer un sistema agroalimentario justo, saludable, sostenible y competitivo.

El director general del Cenaprece enfatizó el papel fundamental de las instituciones gubernamentales para impulsar la regulación y articulación de los sistemas agroalimentarios para garantizar el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad que proteja la salud de las poblaciones.

La enorme crisis del sistema agroalimentario en México y en el mundo violenta los derechos fundamentales de las poblaciones y propicia que sea difícil el acceso a dietas saludables, además del enorme impacto ambiental, como la degradación y sobreexplotación de mantos acuíferos, ríos y lagos, así como la concentración de la tierra perpetuando la injusticia social.”

López Ridaura se mostró a favor de impulsar estrategias regionales que articulen la transición agroecológica de los sistemas productivos, la eliminación progresiva de los agroquímicos en la producción de alimentos, y que se centren en las personas productoras de pequeña y mediana escala.

Explicó que desde el gobierno federal se ha impulsado la obligatoriedad del etiquetado frontal de advertencia para alimentos industrializados, así como la disminución gradual en el uso de glifosato que contempla la prohibición de siembra de maíz transgénico.

Te puede interesar…

Por su parte, el subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Iván Rico López, indicó que se impulsan acciones para garantizar el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, a un medio ambiente sano, a la protección de la salud y el acceso al agua, de acuerdo con lo establecido en el artículo cuarto de la Constitución.

Además, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera, se manifestó a favor de una urgente transformación de los sistemas de producción de alimentos, dado que las fórmulas hegemónicas están agotadas y son contraproducentes social y ambientalmente porque atentan contra la salud pública.

Agregó que la cumbre debe establecer mecanismos que limiten la influencia y el poder de las corporaciones agroalimentarias sobre los organismos de la ONU y los gobiernos nacionales, ya que éstas en detrimento de la voluntad ciudadana y de sus derechos humanos.

Recordó que el programa sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural 2020-2024 impulsa una política de autosuficiencia y rescate del campo, sus bases son la soberanía alimentaria, la transición agroecológica sin transgénicos ni glifosato ni otros plaguicidas altamente peligrosos. De igual manera, promueve a los sectores productivos del país poniendo en el centro a las agriculturas campesinas e indígenas.

La directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, subrayó la relevancia de los nuevos cambios estructurales orientados a dar más apoyo a la agricultura campesina y protegerla de los grandes consorcios agroalimentarios.

Recordó que México produce 15% de alimentos de origen vegetal que llegan a la mesa de todo el mundo, por lo que, desde el gobierno, la academia y la sociedad civil, debe cumplirse el decreto presidencial de recuperar la soberanía alimentaria y la agricultura tradicional.

En este sentido, el procurador agrario, Luis Hernández Palacios Mirón, informó que desde los 32 mil 900 núcleos agrarios, ejidos y comunidades que tiene México se impulsa la creación de comités de salud, alimentación, agua y medio ambiente.

Por otro lado, el director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Simón Barquera Cervera, destacó la importancia de transformar los sistemas alimentarios para responder al reto que representa la carga de la mala nutrición:

Cada año, en México, cerca de 40 mil muertes se atribuyen al consumo de bebidas azucaradas y más de 100 mil muertes están asociadas a la diabetes, mientras que el gasto que genera esta carga al país es de alrededor del 6% del Producto Interno Bruto (PIB). Además, 30% de las calorías que se consumen anualmente provienen de alimentos ultraprocesados.”

Para enfrentar este panorama, el especialista del INSP recomendó promover y apoyar la lactancia materna proteger a la población infantil de publicidad de comida chatarra, reducir el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, y fomentar dietas con alimentos frescos de origen local.

Al participar en nombre de la sociedad civil, el presidente de la organización “El Poder del Consumidor”, Alejandro Calvillo Unna, se pronunció por implementar un sistema agroecológico que considere conocimientos científicos para respetar el valor de la tierra, como alternativa para la humanidad en materia agroalimentaria y para hacer frente al cambio climático:

El sistema alimentario actual tiene altísimas emisiones de gases de efecto invernadero y, cuando se habla de agroecología, estamos hablando de un sistema alimentario basado en la producción de alimentos que está dirigida a regenerar la tierra.”

La especialista en Políticas Públicas de Sistemas Alimentarios y Coordinación Intersectorial de la FAO en México, Karina Sánchez Bazán, dijo que una de las trasformaciones que se vislumbra en el país es contar con una reglamentación que haga tangible garantizar el ejercicio de la alimentación adecuada.

Informó que el Cenaprece y la Secretaría de Agricultura colaboran con el Frente Parlamentario contra el Hambre: Capítulo México, la sociedad civil organizada y las agencias de Naciones Unidas en una iniciativa para garantizar el ejercicio del derecho a la alimentación.

En este sentido, el jefe de Nutrición del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) México, Mauro Brero, comentó que nuestro país participará en la Coalición de Cumbres Globales sobre Alimentación Escolar, Dietas Saludables y Sostenidas. El propósito es acordar acciones prioritarias en los sectores de la agricultura, medio ambiente, salud, entre otros.

Finalmente, el representante de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS) en México, Cristian Morales Furihmann, reconoció los avances en México para enfrentar el sobrepeso y la obesidad, al implementar el etiquetado frontal de advertencia sobre el exceso de azúcar, calorías, grasas y sal. También resaltó el papel de la Secretaría de Salud para cuidar los posibles conflictos de interés en el impulso a los sistemas alimentarios.

Asimismo, reiteró la disposición de la OPS para acompañar al gobierno mexicano en la conformación de las coaliciones globales orientadas principalmente a mejorar la alimentación de niños, niñas y adolescentes, así como en los procesos participativos e intersectoriales para las políticas públicas alrededor de los sistemas alimentarios liderados por Gisamac.

Para saber más…

DZ

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Operativo de Profeco inmoviliza más de 129 mil unidades de sopas instantáneas

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó un total de 129,937 unidades de sopas instantáneas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *