Nuevo proyecto de NOM para el tratamiento de la obesidad

La Unidad Coordinadora de Vinculación y Participacioón Social de la Secretaría de Salud organizó el Foro “El Problema del Sobrepeso y la Obesidad en México”


La Secretaría de Salud elabora un proyecto de Norma Oficial Mexicana para el Tratamiento Integral del sobrepeso y la obesidad, con el fin de controlar este problema que afecta a casi 70% de la población mexicana y es considerada una de las grandes amenazas del siglo XXI al incrementar de manera notable el riesgo de padecer trastornos cardiovasculares, diabetes, procesos articulares y ciertos tipos de cáncer.


Así lo dio a conocer la Subsecretaria de Innovación y Calidad de la Secretaría de Salud, Maki Esther Ortiz Domínguez, quien detalló que México es uno de los países con mayor incidencia de estos problemas, ya que 26% de la población es obesa y 52% tiene sobrepeso, cuyos costos de atención son los más elevados en el sistema de salud.


Afirmó que el Proyecto de Norma Oficial Mexicana, que en breve será sometida a consulta pública, orienta la detección temprana, prevención, tratamiento integral y el control de los pacientes con este padecimiento. En su elaboración se tomaron en cuenta criterios científicos y éticos para orientar la práctica médica, nutriológica y psicológica mediante la participación de instituciones públicas y privadas de salud, así como asociaciones.


Al participar en el Foro “El Problema del Sobrepeso y la Obesidad en México”, organizado por la Unidad Coordinadora de Vinculación y Participacioón Social, resaltó algunos aspectos de la Norma, como la definición de responsabilidades de los profesionales en el tratamiento, la necesidad de evaluación de riesgo-beneficio para el paciente, evitar la prescripción por personal no profesional y el manejo de tratamientos estandarizados.


También establece la obligación de otorgar a cada paciente un tratamiento integral, lo que implica estudios individualizados con régimen de ejercicio que lo conduzcan a cambios conducturales, alejándose de medidas que ofrecen resultados extraordinarios y milagrosos que se promueven por cualquier medio.
 
Ls Subsecretaria Ortiz Domínguez aclaró que este instrumento jurídico dota a las autoridades sanitarias de una herramienta que impida un ofreciento indiscriminado a la ciudadanía de curaciones definitivas, venta de insumos o tratamientos no respaldados científicamente en la investigación clínica o que conduzcan a la automedicación.


Al mismo tiempo, se impulsa la construcción de 51 Unidades Médicas de Atención al Sobrepeso, Riesgo Cardiovascular y Diabetes Mellitus (UNEMES-SORyDS), como alternativa clínica y de prevención, con atención integral basada en evidencia científica, experiencia clínica y expectativas del paciente, lo que le garantiza que al determinar la causa del problema, seguirá un tratamiento seguro, en instalaciones adecuadas y en donde además se involucra a la familia.


Al respecto, María de los Ángeles Fromow, titular de la Unidad

Coordinadora de Vinculación y Participacioón Social, dio a conocer que la obesidad acorta 10 años la esperanza de vida y se relaciona con enfermedades del corazón y diabetes, responsables de 32% de las muertes en mujeres y del 20% en hombres. Entre 1999 y 2006 la prevalencia de sobrepeso y obesidad aumentó un tercio en hombres y mujeres, sobre todo en edad escolar.


Por lo anterior, subrayó la urgencia de aplicar medidas contundentes de prevención, entre las que incluyó el que la sociedad asuma que este problema se genera en su contexto, por lo que es imprescindible trabajar en la familia, la escuela, la industria y con autoridades.


Al respecto, Mauricio Hernández Ávila, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, mencionó que la escuela es un entorno fundamental para fomentar medidas preventivas, ya que ahí 80% del dinero que les dan los padres a sus hijos, lo gastan en golosinas y refrescos azucarados, lo cual, aunado a la falta de actividad física, incementa el desabalance energético que conduce a la obesidad.


Detalló un estudio realizado en instituciones educativas de nivel primaria, el cual mostró que la oferta de agua y frutas con una promoción adecuada y culturalmente atractiva para los niños fue novedosa, lo que orilló a que privilegiaran su consumo, con su consecuente impacto en la reducción de obesidad. Intervención que se pondrá en marcha en todo el país, con apoyo de la Secretaría de Educación Pública.


Añadió que también dentro de la reforma educativa se incluye un apartado de salud, enfocado a la prevención de adicciones y obesidad. Asimismo, se tienen mesas de trabajo con la industria de alimentos para reorientar la publicidad hacia la promoción del consumo de productos sanos, así como para mejorar el etiquetado.


Finalmente, María de los Ángeles Fromow comentó que el propósito del foro fue dar a conocer la situación de la obesidad en México y vincular a las organizaciones civiles para que coadyuven en la promoción de acciones encaminadas a la prevención y control.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Entra en vigor la segunda etapa del nuevo etiquetado

LaSalud.mx.- Desde el 1 de octubre de 2020 entró en vigor la Norma Oficial Mexicana …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *