Una alimentación sana y ejercicio rutinario clave para abatir la obesidad

El nivel de obesidad registrado en los derechohabientes de los 57 municipios de la Delegación Regional Estado de México Oriente del IMSS, indica que unas 500 mil personas de esta parte de la entidad mexiquense la padecen. 

Sin embargo con la práctica del ejercicio físico rutinario y de manera disciplinada, además de una correcta alimentación sin grasas, azúcares y harinas, se logra abatir el sobrepeso hasta en un 60 por ciento. 

Los números estadísticos indican que de cada 10 pacientes que acuden a los módulos PREVENIMSS para realizarse su chequeo, cinco tienen problemas de sobrepeso que pudieran generar en obesidad. 

En México, en las dos últimas décadas, se ha incrementado la taza hasta en un 30 por ciento; principalmente, al no contar con una cultura alimenticia sana, fuera de grasas, y bebidas azucaradas, que propician el sobrepeso y la obesidad, además sin olvidar el sedentarismo, causantes que repercuten en un 20 y 30 por ciento en las niñas y niños en edad escolar, afirman médicos y dietistas de la institución del IMSS Oriente del Estado de México. 

Entre las principales recomendaciones que hacen los especialistas, una vez detectado algún grado de sobrepeso,  es que el derechohabiente debe modificar su hábito alimenticio, y tener presente la rutina de ejercicios constante para que su condición física se vea mejorada en beneficio del mismo asegurado. 

Entre las rutinas físicas que se recomiendan están los llamados ejercicios cardiovasculares, que sirven para que la persona queme grasa; o bien algunos sencillos que deben ser aconsejados por el médico familiar asignado. 

También es recomendable para tener un mejor acondicionamiento físico subir escaleras en lugar de usar el ascensor; caminar y andar en bicicleta,  así como actividades de juego con los hijos. 

Ante esto, los médicos y dietistas, señalan que no se debe descuidar la alimentación, dado que puede generar problemas en el descenso de los niveles  de azúcar en la sangre, hecho que produce sudor, temblores, mareo y palpitaciones bruscas (hipoglucemia), por lo que es recomendable, además de una dieta correcta, llevar consigo un caramelo. 

Otro punto que debe ser observado es revisar el nivel de glucosa antes de comenzar cualquier tipo de actividad física, si está alto o bajo, y esperar a que se normalice para comenzar la rutina. 

Estos son algunos consejos que recomiendan los especialistas de la Delegación Regional Estado de México Oriente del IMSS. Asimismo hacen un exhorto al derechohabiente para que no descuide la visita periódica a la Unidad de Medicina Familiar de su adscripción y acuda a los módulos de PREVENIMSS, donde podra realizar su chequeo, para obtener una mejor calidad de vida.    

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Gisamac trabaja en un nuevo esquema que sustituya al Plato del Bien Comer

LaSalud.mx.– La transformación del sistema agroalimentario requiere campañas de comunicación alineadas a las necesidades reales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *