El Cáncer Colorrectal: un problema de salud pública, que identificado a tiempo puede salvar la vida.

La  alta mortalidad de este padecimiento
es propiciada, principalmente, por un mal diagnóstico o un diagnóstico tardío

Los esfuerzos de detección oportuna deben estar acompañados
de una terapia innovadora

En una interesante y reveladora conferencia con los medios
de difusión especializados en salud, donde se presentó un evento sensoria, por
demás interesante donde se muestran y palpan los efectos de los malos hábitos
de  vida y consumo desproporcionado de
alimentos llamados %u201Cchatarra%u201D que repercuten en la salud de la población en
general, los asistentes pudieron constatar de %u201Cprimera mano%u201D las consecuencias
que ocasionan estas conductas, y que son entre otros disímbolos factores causa
de enfermedades crónico degenerativas 
que pueden ocasionar la presencia de enfermedades de carácter
oncológico, entre ellas el Cáncer de colorrectal.

El aumento de la longevidad de las personas, la adopción de
malos hábitos alimenticios y el mantenimiento de costumbres perjudiciales han
derivado en un incremento de los índices de obesidad y sobrepeso en la
población mexicana, resultando no sólo en padecimientos crónico – degenerativos
como la diabetes y en enfermedades cardiovasculares, sino también en ciertos
tipos de cáncer, como el de colon y recto. Informó la Doctora Elizabeth Escobar.

En la década de 1998 a 2008 creció el número de casos de
cáncer de colon y recto en un 69%, al pasar de mil 605 a 2 mil 525 pacientes,
sobre todo en la edad productiva de 45 a 64 años. De acuerdo con proyecciones
realizadas en México, se pronostica que el número crezca a 54 personas
diagnosticadas diariamente a finales de 2011, convirtiéndolo así en un problema
de salud pública a nivel nacional.

En esta conferencia  la
destacada Oncóloga del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición
Salvador Zubirán, resaltó que la alta mortalidad es propiciada, principalmente,
por un mal diagnóstico o un diagnóstico tardío y  los síntomas más frecuentes incluyen
hemorragia rectal, cambios en las defecaciones y dolor abdominal. La presencia
de síntomas notables o la forma en que se manifiestan depende un poco del sitio
del tumor y la extensión de la enfermedad.

La especialista recomendó que la población mayor a los 50
años, debe realizarse una  primer
colonoscopia  al rebasar esta edad y
posteriormente de acuerdo a las indicaciones de su médico realizarla una vez
más cada 5 o 10 años.

%u201CLos esfuerzos de detección oportuna deben estar acompañados
de terapias innovadoras que ayuden a detener la progresión de la enfermedad,
entre las opciones existentes se encuentra la capecitabina, una quimioterapia
oral que ha demostrado ser altamente eficaz, segura y con menos efectos
secundarios que otras terapias convencionales, otra alternativa de tratamiento
son los medicamentos biológicos como bevacizumab (indicado para Cáncer
colorrectal en etapa avanzada o mestastásico), donde el paciente incrementa de
manera importante su tiempo y calidad de vida además de una progresión libre de
la enfermedad%u201D.

Elizabeth Escobar  hizo un llamado a la población a:  %u201Cinformarse y asegurar la difusión de los
síntomas clave así como de la importancia de un diagnóstico oportuno pero
sobretodo, evitar la automedicación que únicamente disfrazará la enfermedad
direccionando al paciente a consecuencias fatales%u201D

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y UNICEF firman Memorándum por una Infancia Libre de Obesidad en México

LaSalud.mx.– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Fondo de las Naciones Unidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *