¿Qué comer, cómo y cuándo?

Por todos lados vemos, leemos y escuchamos que tenemos que %u201Ccomer sanamente%u201D pero, ¿qué es comer sanamente? A muchos la palabra dieta nos asusta, pensamos que es un régimen para perder peso o para tratar enfermedades. Sin embargo, dicha palabra viene del griego Díaita  %u201Cformas de vida%u201D, es decir, se refiere al conjunto de alimentos y bebidas que consumimos a diario, por lo tanto, buena o mala todo ser humano tiene su dieta.

 

En México %u201CEl Plato del Bien Comer%u201D es la representación gráfica de los grupos de alimentos propuesta por la Secretaría de Salud (SSA), la cual funciona como guía alimentaria. Su objetivo es proporcionar de manera visual las recomendaciones para lograr una alimentación adecuada.

 

Los alimentos, con base en su composición y el contenido de nutrimentos, se clasifican en tres grupos:

 

I.- Verduras y Frutas: Aportan principalmente agua, fibra soluble, vitaminas y minerales.

II.- Cereales y tubérculos: Son la fuente principal de energía para el organismo y aportan la fibra insoluble

III.- Leguminosas y alimentos de origen animal: Nos proporcionan principalmente proteínas, hierro, grasas y vitaminas. Son importantes para formar y reponer los tejidos del cuerpo.

 

 

comer1

 

 

 

Ahora bien%u2026 profundizando en el grupo de los cereales

 

Los cereales están asociados históricamente al comienzo de la civilización y cultura de todos los pueblos. Cuando el hombre aprendió a cultivar los cereales, obtuvo de ellos una parte importante de su alimentación.

 

Cada cultura, cada civilización, cada zona geográfica del planeta consume un tipo de cereal específico creando toda una cultura gastronómica en torno a ellos. Por ejemplo, en los europeos el consumo del trigo domina%u037E en los americanos el maíz, y en los pueblos asiáticos, el arroz%u037E mientras que el sorgo y el mijo son característicos de las comunidades africanas.

 

Los cereales constituyen un producto básico en la alimentación de los diferentes pueblos, por sus características nutritivas, su costo moderado y su capacidad para provocar saciedad inmediata.

 

Consumir cereales y sus derivados nos aporta energía que a su vez son fuente de fibra, cabe mencionar que estudios han comprobado que no todas las fibras son iguales; y que la fibra natural de salvado de trigo es la mejor, dentro de los cereales, para ayudar a regularizar la digestión.

 

Los tres grupos tienen la misma importancia, ya que cada uno proporciona nutrimentos esenciales para una alimentación saludable.

 

Por lo tanto ¿Cómo debe ser nuestra dieta?

 

Completa: Que contenga alimentos de los tres grupos.

Equilibrada: Que los nutrimentos que nos proporcionan los alimentos de los grupos antes mencionados se consuman en las proporciones que necesita el cuerpo.

Suficiente: Que cubra las necesidades de todos los nutrimentos, de tal manera que el sujeto adulto tenga una buena nutrición y un peso saludable y en el caso de los niños, que crezcan y se desarrollen de manera correcta.

Inocua: Que el consumo habitual de los alimentos no implique riesgos para la salud, que sean higiénicos, y que no estén descompuestos o contengan algún patógeno.

Variada: Incluir diferentes alimentos de cada grupo.

Adecuada: Que esté acorde con los gustos y la cultura de quien la consume y ajustada a sus recursos económicos, sin que ello signifique que se deban sacrificar sus otras características.

 

All Bran® brinda algunas recomendaciones que puedes aplicar en tu alimentación, para que te sientas con mucha energía sintiéndote bien de principio a fin:

 

          En el desayuno, comida y cena se debe incluir por lo menos un alimento de cada grupo.

          Consume como mínimo 5 porciones de frutas y verduras.

          Procura cereales con Fibra Natural de Salvado de Trigo.

          Prefiere alimentos de origen animal bajos en grasa.

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Prevención de la mala nutrición en los primeros 1000 días de vida”

Por cada dólar invertido en la nutrición durante los primeros mil días de vida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *