Una emociòn fuerte puede provocar angina de pecho

Una emoción muy fuerte, esfuerzo extraordinario, diabetes, alteraciones en lípidos, sedentarismo, tabaquismo, obesidad y cambio repentino de clima, son algunas de las causas de angina de pecho, enfermedad que altera el buen funcionamiento del corazón ante la falta de oxígeno.

El doctor Carlos Cancino Rodríguez, jefe del área de Hospitalización de Adultos del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló que el padecimiento es más frecuente en personas mayores de 40 años.

Datos de la División de Información en Salud del IMSS indican que en 2008 se brindaron 781 mil 836 consultas por enfermedades isquémicas (sufrimiento celular causado por la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y consecuente disminución del aporte de oxígeno) y 40 mil 48 por angina de pecho en Unidades de Medicina Familiar (UMF) y Hospitales de Especialidades.

Comentó que este padecimiento es provocado por un desbalance entre la oferta y la demanda de oxígeno en el miocardio; si éste se prolonga, puede ocasionar la muerte del músculo cardiaco, o sea, un infarto agudo.

La manifestación de la angina de pecho es una sensación de opresión o de %u201Cbocado atorado%u201D en la cara anterior del tórax, que se irradia hacia los hombros, brazos, cuello, mandíbula, dientes y, en ocasiones, a la espalda.

Cancino Rodríguez manifestó que la diferencia entre el infarto y la angina de pecho es muy clara: el infarto es más prolongado, intenso y se acompaña de otras manifestaciones, como sudoración profusa, náuseas, vómitos y deseos de defecar.

Para atender este padecimiento, los especialistas del Seguro Social recurren a un interrogatorio de los antecedentes y del cuadro clínico, con énfasis en los factores de riesgo cardiovascular como son: diabetes, hipertensión arterial, tabaquismo y obesidad. También se recurre a la exploración clínica y a diagnósticos apoyados en electrocardiogramas y las enzimas cardiacas.

El especialista comentó que el tratamiento es individual y depende de las características que presente en cada paciente, para lo cual se realiza una %u201Cestratificación de riesgo%u201D, que determina si la angina de pecho es estable, inestable, de riesgo alto, medio o bajo, para luego brindar tratamiento médico, intervencionista o quirúrgico. Lo importante, dijo, es ofrecer a cada paciente la opción terapéutica adecuada.

Para evitar éstas y otras enfermedades, Cancino Rodríguez comentó que el IMSS cuenta con programas establecidos como la estrategia PrevenIMSS, donde se aplican una serie de acciones tendientes a educar a la población, mejorar sus hábitos de vida y así prevenir enfermedades. Por lo anterior, el especialista invitó a la población a acudir, al menos una vez al año, a PrevenIMSS a fin de prevenir cualquier enfermedad.

Finalmente, destacó el especialista que en el Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI, al igual que en los demás hospitales cardiológicos del país, la principal causa de atención médica es la cardiopatía isquémica, que representa más del 50 por ciento de todas las consultas otorgadas en los servicios de urgencias, unidad coronaria y hospitalización.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Prevención de la mala nutrición en los primeros 1000 días de vida”

Por cada dólar invertido en la nutrición durante los primeros mil días de vida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *