El mejor amigo del hombre víctima del sobrepeso

La obesidad es uno de los principales desórdenes alimenticios que afectan a los animales domésticos. Los especialistas estiman que aproximadamente 24 a 40% de las mascotas en Estados Unidos tienen sobrepeso. En México, este trastorno se ha convertido en un fenómeno que empiezan a estudiar los investigadores veterinarios.

 

La obesidad se define como el incremento de peso arriba del 20% del peso ideal. La causa principal de este fenómeno es que el vínculo más fuerte entre la mascota y su propietario es la alimentación.

 

OBESIDAD EN PERROS

·  Entre el 25% y 40% de los perros tienen sobrepeso.

·  Entre el 5% y 15% de los perros son obesos.

·  Reportes de epidemia de obesidad en animales han sido dados por USA, Canadá, Reino Unido, Australia, y otros.

 

Factores de obesidad canina

%u2022          Tratar a la mascota como a un humano

%u2022          Obesidad del dueño

%u2022          El tiempo que el dueño pasa viendo a la mascota comer.

%u2022          Pobreza / bajos recursos.

%u2022          El tipo de comida no está asociado con la obesidad.

( Kienzle et al, Journal of Nutrition 1998)

 

 %u201CLa obesidad lleva en sí un fuerte lazo emocional asociado a la comida, pues se cree que para consentir a su perrito se le debe alimentar de más; en ocasiones el alimento se usa incluso como premio, y hasta se le da una porción extra al animal, si se porta bien; por lo que la primera tarea en el tratamiento es comprender este lazo emocional relacionado con el alimento y sensibilizar al propietario sobre las consecuencias de sobre alimentar a su mascota%u201D, comentó Roberto Vargas, gerente de mercadotecnia de la unidad animales de compañía de Pfizer Salud Animal.

 

%u201CTambién hay que procurar que la pérdida de peso sea razonable para que el animal no sufra alteraciones importantes en su salud, lo cual depende de la condición de cada perro; sin embargo, de acuerdo a nuestros estudios en un periodo de 6 meses un perrito puede perder un 18% de peso en promedio, aunque en casos más graves dicha pérdida puede ser mayor%u201D, agregó Vargas.

 

Especialistas estiman que 60% de los perros de compañía está por encima de su peso y tan sólo el 20% está en su peso ideal. En Estados Unidos, la cifra es alarmante: 17 millones de cuadrúpedos obesos, con un incremento del 70% en cinco años frente al 30% registrado en los últimos periodos.

 

De acuerdo con el Dr. Thomas Graves, investigador endocrinólogo veterinario por la Universidad de Illinois, existe un alto grado de subdiagnóstico en las enfermedades que padecen los animales de compañía, como es el caso del hipotiroidismo que podría prevenirse al reducirse los riesgos de obesidad.

 

%u201CLos seres humanos obesos, generalmente, no viven tanto como sus contrapartes delgadas, y son mucho más propensos a enfermedades como diabetes tipo 2, enfermedad de la arteria coronaria,  osteoartritis, hipertensión, y algunos tipos de cáncer. Los perros y gatos obesos son susceptibles a los mismos efectos perjudiciales, incluyendo menor expectativa de vida y desarrollo de varios padecimientos%u201D, explicó Graves.

 

De acuerdo con el especialista, con base en el conocimiento actual de la endocrinología de la grasa, es razonable considerar a la obesidad como un verdadero trastorno médico más que como un simple problema de fuerza de voluntad o de estilo de vida.

 

Actualmente, en la práctica médica veterinaria cotidiana, los especialistas han puesto especial atención a las enfermedades que se sabe generalmente van relacionadas con el sobrepeso.

 

Los trastornos que presentan los canes son muy similares a los humanos; los problemas endócrinos (como diabetes o hipotiroidismo) son los más frecuentes; además de dolor o inflamación en las articulaciones o columna, dificultades para respirar y para realizar actividades cotidianas.

 

Otra de las consecuencias observadas es la reducción de la esperanza de vida, lo cual varía según la raza y el tamaño del animal, entre otros factores. Por ejemplo, para una raza pequeña, que tiene un promedio de vida de 15 años, un perro obeso puede presentar esta alteración a los 7 u 8 años y así reducir considerablemente su expectativa de vida.

 

Los investigadores consideran que algunas de las herramientas más útiles para contrarrestar este padecimiento implican una dieta adecuada para los canes, mayor conocimiento de los dueños sobre las necesidades de sus mascotas, así como el uso adecuado y bajo vigilancia médica de fármacos.

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y UNICEF firman Memorándum por una Infancia Libre de Obesidad en México

LaSalud.mx.– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Fondo de las Naciones Unidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *