Stevia en lucha contra la obesidad

La epidemia global de la obesidad sigue creciendo en los países industrializados y, hoy en día, es uno de los problemas de salud pública más importantes. En 2005, había aproximadamente 1.600 millones de adultos (de 15 años y mayores) con sobrepeso (casi el 25% de la población mundial) y 400 millones de adultos obesos. Se prevé que para 2015 aproximadamente 2.300 millones de adultos tendrán sobrepeso y más de 700 millones de adultos estarán obesos.

La principal causa de la obesidad es el desequilibrio energético que se produce al consumir más calorías, procedentes a menudo de alimentos con un alto contenido energético, pocos nutrientes y ricos en grasa o azúcar, y al reducir la quema de calorías debido a una actividad física insuficiente.

El consumo de bebidas y alimentos azucarados se ha identificado como una fuente de calorías adicionales que puede dar como resultado el aumento de peso y un mayor riesgo de sufrir diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, derrames cerebrales y determinados tipos de cáncer. En promedio, los estadounidenses consumen 111 gramos (355 calorías) de azúcares añadidos al día, en su mayoría procedentes de refrescos.

 Esta cifra representa más de cuatro veces el consumo de azúcares discrecionales recomendado por la Asociación Americana del Corazón, que limita esta cantidad a unos 25 gramos al día en mujeres de tamaño promedio y poco menos de 40 gramos en hombres de tamaño promedio.

Dulzura natural y sin calorías con la stevia

La stevia, el nombre común de los extractos dulces de las hojas de la planta Stevia Rebaudiana Bertoni, es un edulcorante natural, dulce y sin calorías. Es hasta 400 veces más dulce que el azúcar y hoy en día se encuentra en numerosos alimentos y bebidas en todo el mundo como alternativa natural a los edulcorantes calóricos.

Además de reducir el consumo de calorías, la stevia no contribuye con carbohidratos ni carga glucémica (una medida del efecto de los carbohidratos en el azúcar sanguíneo) y, por lo tanto, puede ayudar a moderar los niveles de insulina y glucosa en la sangre posprandial de una persona diabética. Con niveles más bajos de azúcar en la sangre y reacción de insulina, las personas pueden tener un mayor control metabólico y hormonal del hambre, de la promoción de los depósitos de grasas y un menor riesgo de sufrir obesidad y enfermedades crónicas.

La stevia y la saciedad

Un estudio clínico reciente examinó los efectos de la stevia, el aspartamo y la sacarosa en el consumo de alimentos, la saciedad y los niveles de insulina y glucosa posprandial en los seres humanos. Los participantes mostraron niveles de hambre y saciedad parecidos independientemente del edulcorante utilizado. A pesar de la reducción en el número de calorías mostrado con la stevia o el aspartamo en comparación con el azúcar de mesa (sacarosa), los participantes no lo compensaron comiendo más. Este resultado puede demostrar otra ventaja más de la stevia natural, dulce y sin calorías frente a edulcorantes artificiales sin calorías.

¿Puede encontrarse a la stevia en el mercado?

La stevia está disponible a nivel global en muchos alimentos y bebidas muy conocidos que puede encontrar en supermercados, farmacias y grandes locales minoristas. De hecho, las personas suelen sorprenderse al saber que los productos que ya conocen y adoran ahora se endulzan con stevia. Los extractos de la stevia de alta pureza poseen una alta durabilidad y equilibrio de pH y calórico, lo que los hace ingredientes ideales para endulzar una amplia variedad de productos. Y ahora que la stevia de alta pureza está disponible a nivel comercial, los fabricantes están produciendo mayor cantidad de nuevas opciones, creando nuevos productos para las líneas existentes o reformulando los productos existentes para endulzarlos de forma natural con stevia.

La stevia es un producto seguro según la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA) y el Comité Mixto de Expertos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas/Organización Mundial de la Salud en Aditivos Alimentarios (JECFA). También ha sido aprobada por organismos regulatorios de Nueva Zelanda y Australia. Ello se debe a que el conjunto de pruebas científicas de estudios en animales y humanos ha demostrado que la stevia es un producto seguro para toda la familia.

Dar una solución a la epidemia global de la obesidad, especialmente en los Estados Unidos, México y Reino Unido, lugares que tienen el mayor índice de obesidad, implica numerosas estrategias a largo plazo, entre las que se incluyen la prevención, políticas públicas y programas de control de peso. Las personas deben tener mayor conciencia de los azúcares añadidos en su dieta, cambiar los malos hábitos alimenticios y de estilo de vida y realizar cambios sostenibles para reducir su consumo de calorías, aumentando al mismo tiempo la quema de calorías. La disponibilidad y el acceso a actividades físicas y una variedad de alimentos de gran sabor y con menos calorías, incluso la stevia, pueden tener un papel muy importante en la solución de este problema.

 


Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Primera Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Salud (Conasa)

Ratifica el Sector Salud que cuenta con robusto sistema de vigilancia epidemiológica ante COVID-19 LaSalud.mx …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *