Diabetes, una enfermedad que cambia la vida.

·Cuando es detectada, el paciente
requiere de atención médica, psicológica y dietética

 

Actualmente los índices de personas afectadas
por la diabetes se ha incrementado y es una de las principales causas de
muerte, por ello el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación
Estado de México Poniente, hace un atento llamado a la población que padece
esta enfermedad para que se alimente de forma adecuada.

La licenciada Mariela Valdivia Mendoza,
nutrióloga del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) No. 221, Delegación Estado
de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social, menciona que por
el consumo excesivo de alimentos que contienen altos niveles de azúcar y
grasas, el páncreas comienza a trabajar de manera inadecuada y acelerada,
produciendo en grandes cantidades insulina.

Dicha hormona, es producida por el páncreas
de manera limitada, y al contar con cantidades mínimas ocasiona que los
azúcares se rieguen en la sangre o se desechen por la orina, generando la
mencionada diabetes, la cual se incrementa por factores hereditarios, la
obesidad, el sobrepeso, la mala alimentación y 
la vida sedentaria.

Cuando un paciente es diagnosticado con este
padecimiento, su vida cambia de manera drástica, ya que tendrá que dejar atrás
el consumo de alimentos chatarra y el sedentarismo, el alcohol y las grasas
animales de su cotidianidad.

El paciente diabético, mencionó Valdivia
Mendoza, no logra asimilar de manera oportuna que contrajo una enfermedad
sumamente peligrosa que lo puede llevar a la muerte; sin embargo, al no
entenderlo continúa de manera normal con su vida, por lo que vienen las
complicaciones, es por esta razón que requiere de atención continua en la que
participan médicos, nutriólogos, y en algunos casos,  psicólogos, para informar y externarle todo
lo que se necesite saber de su enfermedad, así como cambiar y programar su
nueva vida a lado de la diabetes.

Esta enfermedad se está presentando cada vez
en edades más tempranas, para lo que Valdivia Mendoza, hace referencia, que
aprender a comer es la base de la buena salud, ya que con la diabetes se puede
vivir pero se tiene que iniciar una educación alimentaria cuando ya es
demasiado tarde, el momento en que los alimentos ya son parte de nuestra vida.

Informar a nuestros hijos acerca de las
consecuencias que conlleva el consumo de alimentos que afectan al organismo,
así como de los beneficios que tiene el alimentarse sanamente, podremos
disminuir los índices de personas afectadas por este mal.

Es necesario dejar en claro que no hay ningún
problema el consumir alimentos que contengan lípidos, carbohidratos como
algunos cereales azucarados, leguminosas como lentejas, frijol, etc.; el
problema se origina cuando se consumen en exceso y más cuando representan un 80
por ciento de la alimentación, y el restante se completa con carnes, dejando
atrás las frutas y las verduras.

Cabe mencionar que un paciente con diabetes
debe cambiar rotundamente sus hábitos, desde su alimentación hasta sus
actividades diarias, aunque no se les restringe la comida, se les arma una
dieta balanceada con las cantidades calóricas que su cuerpo necesita
acompañadas de ejercicio constante.

Los Programas Integrados de Salud
-PREVENIMSS- se encuentran implantados de manera permanente, con la finalidad
de evitar que padecimientos como este cobren cada día más vidas. Acércate a
nosotros a tiempo, revísate y prevé para vivir.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Prevención de la mala nutrición en los primeros 1000 días de vida”

Por cada dólar invertido en la nutrición durante los primeros mil días de vida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *