Moderación, clave para festejar sin poner en riesgo la salud.

Música,
baile y antojitos son propios de las fiestas patrias, pero los excesos se
pueden traducir en alteraciones en el funcionamiento saludable del cuerpo y
terminar en una sala de urgencias e incluso, comprometer la vida.

Por ello,
especialistas
del Instituto Mexicano del Seguro Social
(IMSS) exhortan a la población a moderar el consumo de alimentos típicos o
antojitos que se preparan durante esta temporada.

La
nutricionista Dalila Moreno González, adscrita al Hospital General Regional
(HGR) número 2, Villa Coapa, destacó que la mejor medida que puede aplicarse
para festejar sanamente estos días es, precisamente, la moderación, con el fin
de evitar problemas gastrointestinales, de presión sanguínea o hepáticos.

Estas
festividades, abundó, casi se emparejan con las de fin de año, por lo que
algunas personas llegan a aumentar hasta 15 por ciento su peso corporal, debido
al consumo desmedido de comidas ricas en grasas, azúcares y sodio, que
desencadenan alteraciones en el metabolismo

El mayor
riesgo, explicó la nutricionista del IMSS, es sufrir una descompensación, la
cual tiene lugar en el aparato digestivo ante la variedad y gran cantidad de
platillos que se ofrecen en esta época.

Pozole,
mole, guisados con chile, tacos, carnitas, birria, cochinita pibil, tostadas,
tamales, dulces y postres, que suelen acompañarse con atole, bebidas
alcohólicas y refrescos con elevado contenido de cafeína, representan una
sobrecarga para el funcionamiento adecuado del organismo.

El
sobrepeso y la obesidad, destacó la especialista, son un factor de riesgo, dado
que esos kilos de más obligan al organismo a realizar un mayor esfuerzo para
mantener en niveles adecuados la presión sanguínea, glucosa y frecuencia cardiaca.

Para
evitar problemas gástricos en fiestas patrias, la nutricionista Moreno González
recomendó comer raciones pequeñas. Si se come pozole, por ejemplo, que éste sea
de preferencia de pollo, con pocos granos de maíz y quitar la grasa al
caldillo. Una o dos tostadas con poca crema serán suficientes para acompañarlo.

Si los
alimentos se van a preparar en casa, se sugiere que en lugar de consumir
productos fritos, éstos sean tostados u horneados para disminuir la ingesta de
grasas y en vez de refresco, es preferible preparar agua de frutas, que tiene
la ventaja de requerir cantidades menores de azúcar.

Por
supuesto, en lo que a bebidas alcohólicas se refiere, debe aplicarse la misma
medida que con las comidas: moderación. No hay que olvidar las consecuencias de
los excesos alimenticios: sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial y
diabetes.

En estos
días patrios, concluyó la nutricionista del HGR número 2 Villa Coapa del IMSS,
es recomendable que además de aplicar moderación, la población cuide la calidad
de los alimentos que consume, ya que está de por medio su salud y la calidad de
vida.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Primera Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Salud (Conasa)

Ratifica el Sector Salud que cuenta con robusto sistema de vigilancia epidemiológica ante COVID-19 LaSalud.mx …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *