¿Cómo Cuidarnos de los excesos navideños?

Es la época en la que la abundancia de comidas y bebidas nos hacen subir hasta 4 kilos en un mes, lo cual representa una talla más de ropa.  

Si consideramos que cada kilogramo de peso acumulado representa 7,000 kilocalorías extras que comimos de más o dejamos de gastar, la cifra se vuelve sumamente impactante. Cabe destacar que el sobrepeso y la obesidad son 2 padecimientos cuyo principal factor de riesgo es el sobre-consumo de alimentos. En nutrición existe el término balance de energía que se refiere justamente a la diferencia en calorías que existe entre la energía que ingresamos a nuestro cuerpo y la que utilizamos para realizar nuestras actividades diarias, incluyendo el ejercicio. Cuando comemos más de lo que nuestro cuerpo necesita, se considera que estamos en un balance positivo de energía, lo cual quiere decir que el exceso de calorías se acumulará en nuestro cuerpo en forma de grasa y aumentaremos de peso. 
 

BALANCE POSITIVO DE ENERGÍA = OBESIDAD 

¿Por qué se produce este balance positivo de energía y más en las fiestas navideñas? 

El balance positivo de energía se produce principalmente por dietas muy exageradas en grasa, azúcar y calorías acompañadas principalmente por la reducción de la actividad física, ambas condiciones son frecuentes durante la Navidad y el fin de año: los platillos de la época son muy elaborados, con cantidades importantes de grasa, azúcares y calorías, además de que las personas reducen de forma significativa las actividades deportivas durante esta época lo que al final se refleja en la ganancia de peso. 

¿Por qué comemos más y más variedad de alimentos en esta temporada? 

Básicamente porque de forma tradicional y en especial los mexicanos, tendemos a socializar en torno a la comida. No hay una celebración sin la presencia de alimentos, aún en los funerales se comparte con los deudos el consumo de alimentos y bebidas. Ahora bien, en el fin de año la tradición de preparar en familia los platillos propios de la temporada, más el estado emocional que envuelve a las fiestas, son elementos importantes que propician el sobre-consumo de alimentos. Sí, es importante destacar que los seres humanos tendemos a establecer relaciones afectivas incluso con la comida, y todos somos susceptibles pero existen personas que son más vulnerables a este sentimiento, por lo que se les conoce como %u201Ccomedores emocionales%u201D. 

El comer emocional implica que la persona experimenta diferentes sensaciones de bienestar a través del consumo de alimentos y existen 2 épocas en el año que se manifiestan más: el verano y el fin de año. Por ello, acudir con un nutriólogo que nos oriente en la forma de comer es importante y en la actualidad se ha demostrado que no existe un cambio permanente en la forma de comer mientras no haya un cambio de conducta hacia la comida. La tendencia actual es que las personas que buscan estilos de vida saludables deben equilibrar su dieta, su comportamiento y su actividad física; un balance entre cuerpo, mente y espacio para realmente obtener resultados tangibles y la navidad no es la excepción para mantener este equilibrio. 

Independientemente de las emociones que podamos sentir a través de la comida, es posible mantener un equilibrio en la alimentación y no caer en excesos en esta época disfrutando de forma moderada de los deliciosos platillos a los que estaremos expuestos y a la vez cuidar nuestra salud. 

Haciendo un análisis de la forma de consumir alimentos en esta época, los excesos se producen principalmente por las siguientes razones: 

  • Hay mayor disponibilidad de alimentos
  • Un porcentaje importante del gasto familiar se destina a la compra de alimentos poco frecuentes en otras épocas
  • Según datos de la PROFECO, la Navidad es la temporada en que más se venden bebidas alcohólicas en el país
  • Las personas se encuentran más relajadas y pasan más tiempo libre en la que hay mayor probabilidad de consumir alimentos
  • La socialización es un proceso que se hace en torno de la comida y la Navidad es una época importante de socialización
  • Se cocinan cantidades de alimentos mayores que en otras épocas, lo que da lugar al famoso %u201Crecalentado%u201D

 
 
 

Y evaluando la alimentación, ésta se torna exagerada en calorías, grasas, azúcares y alcohol, y se reduce de forma importante el consumo de antioxidantes, fibra, frutas y verduras.

 

Ahora bien, durante todo el año es importante mantener un consumo adecuado de frutas, verduras, fibra y antioxidantes, pero éstos últimos toman mayor relevancia durante esta época del año. El frío extremo nos hace más susceptibles de padecer enfermedades respiratorias y de producir cambios importantes en la piel.

 

Una forma de prevenir las enfermedades respiratorias y el envejecimiento prematuro de la piel es a través del consumo abundante de líquidos y de antioxidantes como la vitamina C y la vitamina E. Estas vitaminas no son desconocidas para la población, sin embargo lo que si desconocen es que más allá de los beneficios comunes que todos sabemos, ambas vitaminas se conocen como 2 de los antioxidantes más potentes que podemos tener presentes en la alimentación.

 

¿Qué es un antioxidante y la importancia de su consumo en la época navideña?

 

Son principalmente vitaminas y otros compuestos presentes en los alimentos que se conocen como protectores de las células. Nos ayudan principalmente a defendernos de las agresiones que sufrimos diariamente por la contaminación, el tabaco, productos químicos de uso doméstico y las dietas desequilibradas con exceso de grasa y azúcares simples.

 

De hecho los antioxidantes son sustancias que nos ayudan a reducir los daños provocados por la formación de radicales libres en nuestro cuerpo. Protegen sobre todo al órgano más extenso del cuerpo y la primera  línea de defensa del organismo que es la piel.

 
 
 

TIPS PARA CONTROLAR EL CONSUMO DE ALIMENTOS DURANTE LAS FIESTAS NAVIDEÑAS Y MANTENER UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE:

 
 

  1. Procurar que sólo UNA comida del día sea abundante, haciendo que las demás tomas sean moderadas
  2. Controlar el tamaño de las porciones: se puede probar de todo siempre y cuando consumamos porciones controladas
  3. Evitar el exceso de bebidas alcohólicas y de preferencia no consumirlas cuando se desee ingerir botanas ricas en grasas
  4. El famoso %u201Crecalentado%u201D se permite, pero debe procurarse sólo consumir un platillo de la gran variedad que tengamos disponible
  5. Recuerde mantener un consumo adecuado de antioxidantes a través de la inclusión de frutas y verduras en la dieta
  6. Tome suficientes líquidos, 8 vasos al día.
  7. Disfrute con moderación

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Prevención de la mala nutrición en los primeros 1000 días de vida”

Por cada dólar invertido en la nutrición durante los primeros mil días de vida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *