Imagen de la web

OMS pide a los gobiernos fomentar alimentación saludable en los establecimientos públicos

LaSalud.mx.- Los establecimientos públicos, como las escuelas, las guarderías, las residencias de ancianos, los hospitales, los centros penitenciarios y los comedores de los establecimientos públicos pueden ser fundamentales para que todos comamos alimentos saludables y para prevenir así los 8 millones de defunciones que se registran cada año a causa de la alimentación insalubre.

El objetivo del nuevo Plan de acción para formular y aplicar políticas públicas relativas a la adquisición de alimentos y los servicios de restauración en pro de la salubridad de la alimentación, elaborado por la OMS, es aumentar la disponibilidad de alimentos saludables mediante el establecimiento de criterios nutricionales para los que se sirven y venden en las instituciones públicas, así como reducir las enfermedades y defunciones evitables debidas al consumo elevado de sodio, sal, azúcares y grasas, en particular ácidos grasos trans, y a la ingesta insuficiente de cereales integrales, legumbres, frutas y hortalizas.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, explica: “Los establecimientos públicos que atienden a toda la población, incluidas las personas más vulnerables, deben ser lugares que fomenten una alimentación equilibrada y donde se eviten los alimentos perjudiciales. Los gobiernos han de dar ejemplo velando por que los alimentos que se sirven y se venden en los establecimientos públicos ayuden a nutrir y a salvar vidas. No se deben destinar fondos públicos para adquirir alimentos que resulten en dietas dañinas”.

Te puede interesar:

Expertos recomiendan seguir planes alimenticios de nutricionistas y evitar las “dietas mágicas”

Desde el nacimiento hasta el final de nuestra vida, es fundamental alimentarse de forma saludable para prevenir todas las formas de malnutrición y afecciones como la diabetes, el cáncer y otras enfermedades no transmisibles. El nuevo marco permitirá que los gobiernos elaboren, apliquen, supervisen y evalúen políticas públicas de adquisición de alimentos y de servicios de restauración coherentes con los principios básicos de la alimentación saludable establecidos en las recomendaciones de la OMS:

  • Restringir la ingesta de sodio y procurar que la sal de consumo esté yodada
  • Limitar el consumo de azúcares libres
  • Priorizar el consumo de grasas insaturadas con respecto a las saturadas
  • Dejar de utilizar los ácidos grasos trans de elaboración industrial
  • Aumentar el consumo de cereales integrales, hortalizas, frutas, legumbres y frutos secos
  • Garantizar la disponibilidad gratuita de agua potable.

Las políticas públicas sobre adquisición de alimentos y servicios de restauración establecen criterios nutricionales para los alimentos que se sirven y se venden en los establecimientos públicos, y promueven la disponibilidad de alimentos que ayudan a que la dieta sea equilibrada y/o limitan o prohíben la comercialización de los poco saludables. Dichas políticas pueden abarcar todo el proceso de compra, suministro, distribución, elaboración, restauración y venta a fin de que se cumplan los criterios de promoción de la salud en todas esas etapas.

Varios países de distintas partes del mundo han adoptado medidas para promover una alimentación saludable en los establecimientos públicos. En Brasil, el Programa Nacional de Alimentación Escolar exige que el 30% del presupuesto se destine a adquirir alimentos de las explotaciones agrícolas familiares y que los menús se preparen con alimentos frescos o escasamente transformados, con arreglo a la sostenibilidad, la estacionalidad y la diversificación agrícola de cada región. Por su parte, la República de Corea ha puesto en marcha una reglamentación para favorecer la salud infantil en virtud de la cual se regulan los alimentos disponibles en un área de 200 metros a la redonda en torno a las escuelas, de manera que las tiendas no vendan alimentos con un valor calórico por porción y con un contenido de azúcares totales y de grasas saturadas superior a los límites máximos establecidos.

El Dr. Tom Frieden, Presidente y Director General de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, considera que “los gobiernos de todo el mundo deben dar ejemplo sirviendo y vendiendo alimentos que mejoren la salud de la población. Este marco de acción brinda la oportunidad de que las autoridades públicas ofrezcan siempre alimentos saludables de forma generalizada”.

En septiembre de 2021, la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios propondrá medidas innovadoras y ambiciosas para que, en todo el mundo, se cambie el modo de producir y consumir alimentos y se avance para hacer realidad los 17 ODS. La OMS es el organismo de las Naciones Unidas responsable de la segunda vía de acción de esta Cumbre relativa a la adopción de patrones de consumo sostenibles y la facilitación de la transición hacia la ingesta de alimentos más nutritivos y que requieran menos recursos para su elaboración y transporte.

Varios gobiernos de todo el mundo ya han asumido diversos compromisos para poner fin a todas las formas de malnutrición y combatir la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. El Marco de Acción ayudará a que, de aquí a 2030, se alcancen metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como la erradicación de la malnutrición (ODS 2), la promoción de la salud y el bienestar (ODS 3) y el fomento de las adquisiciones públicas sostenibles (ODS 12).

Te puede interesar:

La educación en diabetes ayuda a promover estilos de vida saludable

Hábitos saludables contribuyen al éxito de la lactancia materna

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Estas son las 10 amenazas a la salud 2019 según la OMS

LaSalud.mx .- Patógenos resistentes a los medicamentos, incremento de tasas de obesidad, brotes de sarampión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *