Imagen tomada de la web

La obesidad no reconocida pone en peligro la salud del 43.8% de niños y adolescentes de 12 a 19 años que la padecen

Casi uno de cada cuatro (24%) de los adolescentes no se dan cuenta de que tienen obesidad y tampoco lo sabe uno de cada tres de sus padres, según un nuevo estudio de referencia internacional.  La obesidad no reconocida amenaza la vida de niños y adolescentes al alimentar una ola creciente de otras enfermedades crónicas, incluidos problemas de salud mental, afecciones cardíacas, diabetes tipo 2, así como algunos tipos de cáncer y problemas en los huesos y las articulaciones. En México, el 43.8% de los niños y adolescentes de 12 a 19 años vive con sobrepeso y obesidad.

México es uno de los 10 países que participan en el estudio ACTION en adolescentes, junto con Australia, Colombia, Italia, Arabia Saudita, Corea del Norte, España, Taiwán, Turquía y Reino Unido. El estudio, patrocinado por Novo Nordisk, fue presentado en el Congreso Europeo de Obesidad (ECO por sus siglas en inglés), que se lleva a cabo en Maastricht, Países Bajos. En él participaron más de 5 mil niños y adolescentes de 12 a 17 años que viven con obesidad, así como alrededor de 5 mil padres/cuidadores y 2 mil profesionales de la salud.

El estudio revela que, aunque está comprobado que los niños y adolescentes que viven con obesidad enfrentan un riesgo de muerte temprana en la edad adulta tres veces mayor que los que no la tienen, uno de cada tres padres tiene dificultades para reconocer la obesidad en su hijo.  El 80% de los adolescentes que viven con obesidad y acuden con un profesional de la salud, ya presenta al menos una comorbilidad.

El estudio ACTION en adolescentes captura percepciones, actitudes, comportamientos y barreras potenciales para el cuidado efectivo de la obesidad, en una escala sin precedentes en adolescentes que viven con esta condición. Se necesita más trabajo para impulsar el cambio en la obesidad. Cuatro de cada cinco niños que actualmente viven con obesidad seguirán haciéndolo cuando sean adultos. Este es un desafío de salud pública sin resolver que está afectando gravemente la vida de muchos jóvenes, cuya salud sigue viéndose impactada por la obesidad a medida que crecen”, señaló Stephen Gough, vicepresidente sénior y director médico global de Novo Nordisk.

Vicki Mooney, autora del estudio ACTION en adolescentes, Presidenta de la Coalición Irlandesa para Personas que Viven con Obesidad (ICPO por sus siglas en inglés) y Directora Ejecutiva de la Coalición Europea para Personas que Viven con Obesidad (ECPO), dijo que “los resultados muestran que los adolescentes quieren perder peso y mejorar su salud; sin embargo, uno de cada tres adolescentes se siente incapaz de hablar con sus padres al respecto y muchos recurren a las redes sociales en busca de orientación. Es difícil comprender la presión que sufren estos adolescentes, especialmente porque dos tercios creen que perder peso es un asunto de su exclusiva responsabilidad, a la vez que muchos de sus padres/cuidadores luchan por saber cómo cuidar mejor a sus hijos.”

Te puede interesar…

El estudio también revela que se necesita una mejor educación para los profesionales de la salud. La gran mayoría de los médicos (87%) revelaron que no han recibido una capacitación significativa en cómo manejar la obesidad después de haber egresado de la escuela de medicina

No debemos subestimar el impacto de la obesidad en niños, adultos, personas, sociedad y sistemas de salud. Para gobiernos y sociedad existe la necesidad urgente de reconocer que la obesidad es una enfermedad y tratarla como tal, de modo que más adolescentes puedan recibir el apoyo que necesitan para tener vidas más felices y saludables”, subrayó el profesor Jason Halford, jefe de la Escuela de Psicología de la Universidad de Leeds y Presidente de la Asociación Europea para el Estudio de Obesidad (EASO por sus siglas en inglés).

Cómo se define la obesidad

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En niños y adolescentes la detección de la obesidad se realiza midiendo la altura y el peso en el consultorio médico. El índice de masa corporal se calcula a partir de dividir el peso en kilogramos por el cuadrado de la altura en metros. Los percentiles del índice de masa corporal se determinan sobre la base de las curvas y tablas que sean válidas y útiles en el entorno del profesional de la salud.

DZ

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

¿Cómo influyen los entornos en el sobrepeso y la obesidad?

Lo cercano o lejano que esté de nuestro hogar un mercado tradicional, una tiendita o …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.