En el mundo, uno de cada seis adultos es obeso.

El sobrepeso y la obesidad son un reto mundial, ya que uno de cada seis adultos es obeso, y son causa de hasta el 20% de las enfermedades en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), afirmó el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, al participar en la sesión de la Segunda Reunión Ministerial de la OCDE.

 

En la mesa, %u201CPrioridades de los sistemas de salud, cuando el dinero se escasea%u201D, el secretario Córdova Villalobos mencionó que en México el sobrepeso y la obesidad es un tema prioritario, debido a que su prevalencia en adultos se ha triplicado desde 1980, y en la actualidad uno de cada tres está en esa condición.

 

Al detallar la situación que enfrenta nuestro país al respecto, mencionó que la atención de las enfermedades crónicas, entre las que se incluye la obesidad, ocupan 0.3% del PIB y el 30% del gasto total en salud, además de que del 7 al 11% de las muertes prematuras se debe a padecimientos crónicos relacionados con la obesidad.

 

Córdova Villalobos mencionó que las intervenciones costo-efectivas, aún aquellas que son a largo plazo especialmente respecto a los niños, se basan en evidencia científica como el estudio de la OCDE.

 

Los programas se enfocan en individuos que están en mayor riesgo, con programas especializados y tratamiento multidisciplinario con nutriólogos, trabajadores sociales, enfermeras y doctores, quienes reciben capacitación constante.

 

En ese sentido, dio a conocer que se desarrollaron talleres, se abrieron 81 unidades y 60 mil personas participan en grupos de ayuda mutua a través de un sistema de vigilancia con indicadores específicos, obteniendo resultados superiores en comparación con las técnicas tradicionales.

 

Los esfuerzos clínicos se complementan con acciones intersectoriales, sobre todo el Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria que agrupa a 15 entidades gubernamentales para disminuir el crecimiento del sobrepeso y la obesidad en diferentes grupos de edad.

 

Los objetivos son la actividad física, disponibilidad de agua potable, menos azúcar y grasa en los alimentos, más vegetales, frutas y fibra, concientización para la educación en nutrición y promoción de la lactancia materna y nutrición adecuada. Además, es un programa que se entiende fácilmente para que la población lo adopte.

 

También está en marcha un programa integral basado en índices y evidencia, fácil de entender, de evaluar y que se basa en actividad física, beber agua, comer frutas y verduras, medirse y compartir con la familia y los amigos.

 

Se ha mejorado el contenido nutricional del desayuno escolar y se ha regulado la comida y la bebida que se vende en las escuelas y que entrará en vigor en enero de 2011.

 

Para evaluar éstas y otras intervenciones en México, se cuenta con el Consejo Nacional para la Prevención y Control de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles, creado en febrero de 2010, y con recursos para la prevención en general.

 

Córdova Villalobos advirtió que se debe tener un acercamiento intersectorial en las intervenciones para asegurar su impacto, índices globales para establecer acciones orientadas a la comunidad, tener prevención efectiva, compromisos presupuestales, sistemas de vigilancia y supervisión y compartir experiencias para ser mejores tomadores de decisiones.

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Control de la obesidad involucra alimentación saludable y sustentable y activación física

LaSalud.mx.– México es reconocido a nivel mundial por su liderazgo en la aplicación de políticas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *