El embarazo en una mujer obesa trae grandes complicaciones y riegos alarmantes

 

-Según el Médico Bariatra David Montalvo Castro, Presidente del Colegio
Mexicano de Bariatría, A.C.,
cuando la mujer embarazada acumula demasiada grasa
se acelera el proceso de aterosclerosis, aumenta la probabilidad de presentarse
hipertensión arterial y cuando esto ocurre (preclampsia o eclampsia) puede ser
necesario interrumpir el embarazo tempranamente. La madre también puede morir
por este problema-
 

-La mujer obesa es más vulnerable a las infecciones postparto y
tiene una más lenta recuperación después de una cesárea
 

Para la mayoría de las mujeres, el
embarazo representa una de las etapas más importantes de su vida y el cuidado
de la salud durante la gestación en fundamental para lograr un bebé sano ¿pero
qué pasa si la mujer sufre obesidad? El
Médico Bariatra David
Montalvo Castro, Presidente del Colegio Mexicano de Bariatría (CMB), A.C., menciona
que
los efectos de la obesidad en este período
son de gran trascendencia tanto para la madre como para el bebé.

Hoy sabemos que las complicaciones de la obesidad se deben principalmente
a la excesiva cantidad de grasa corporal acumulada, pues, con la obesidad, el
tejido adiposo funciona como un órgano secretor, como si fuera una enorme
glándula que produce un gran cantidad de sustancias que provocan un proceso
inflamatorio de baja intensidad en el endotelio (la capa que recubre por dentro
a las arterias), aumentan el riesgo de desarrollar cáncer, artritis, aumento de
las grasas en sangre, y otras complicaciones más.


El especialista nos explica que durante el embarazo aumenta la secreción
de progesterona, la hormona que prepara al cuerpo de la mujer para la
concepción. Esta hormona favorece la acumulación de grasa como una medida de
prevención para que la mujer embarazada disponga de energía de reserva y tenga
mejores probabilidades de que el embarazo llegue a término.

 

%u201CCuando la mujer embarazada acumula demasiada grasa se acelera el proceso
de aterosclerosis, es decir, el proceso por medio del cual se tapan las
arterias con placas de colesterol y aumenta la probabilidad de presentarse
hipertensión arterial y cuando esto ocurre (preclampsia o eclampsia) puede ser
necesario interrumpir el embarazo tempranamente, con un bebé prematuro que
tiene mayor riesgo de tener complicaciones o de no sobrevivir. La madre también
puede morir por este problema%u201D.


Bebés obesos

Otra complicación frecuente de la obesidad en el embarazo es el aumento
de la concentración de glucosa en sangre (diabetes gestacional) que no siempre
revierte después del embarazo y la madre puede haberse convertido en diabética
para el resto de su vida.


%u201CEl bebé suele crecer demasiado (macrosomia) al grado de ya no poder
nacer por la vía natural, o nacer con gran dificultad y bajo enorme presión,
pudiéndose lesionar los hombros o debiendo practicarse una operación cesárea,
con los riesgos que esto implica. Es fundamental mencionar que un bebé
macrosómico tiene enormes probabilidades de ser obeso toda su vida. La mujer
obesa es más vulnerable a las infecciones postparto y tiene una más lenta
recuperación después de una cesárea%u201D.


El nene que estuvo nueve meses recibiendo una gran cantidad de azúcar por
la sangre de la madre puede presentar un descenso muy brusco de la glucosa en
su sangre al momento de nacer (hipoglucemia) por lo que se le debe vigilar muy
de cerca en el período neonatal.


Los bebés nacidos de
madres obesas también corren riesgo de padecer defectos del tubo neural durante
la etapa de desarrollo. Los defectos del tubo neural, tales como: la espina
bífida y la anencefalia usualmente son asociados con bajos niveles de ácido
fólico durante el tercer trimestre del embarazo.


%u201CEstos defectos pueden ser
detectados frecuentemente en las primeras etapas del embarazo a través de un
mapeo realizado con un aparato de ultrasonido. No obstante, las mujeres obesas,
por lo general, producen muy pocas ondas de ultrasonido debido a que se les
dificulta penetrar las capas adicionales de grasa, la prueba de ultrasonido
reproduce imágenes borrosas. Como consecuencia de ello, los defectos del tubo
neural no siempre pueden ser detectados en estos bebés%u201D.


Existen otros problemas de
menor impacto en la salud durante la etapa de gestación como son las várices y
estrías, sin embargo pueden afectar para siempre a la madre después del
nacimiento: el impacto psicológico de una piel con grandes estrías en el
abdomen perturban la salud mental de las mujeres que dejan de usar bikini y
traje de baño para siempre o que le impiden recuperar una vida sexual plena y
satisfactoria con su pareja.

 

Siga las indicaciones

Si usted es obesa, ponga
atención a las siguientes recomendaciones para reducir los riesgos de que usted
y su bebé desarrollen problemas de salud:

  • Perder peso antes de
    quedar embarazada:
    Si planea quedar embarazada en un futuro cercano permita que
    un Médico Bariatra controle su peso periódicamente. Si es obesa, considere
    perder peso antes de embarazarse. Incluso bajar sólo unos pocos kilos de
    más podrían contribuir radicalmente a reducir los riesgos de padecer
    complicaciones durante la gestación.
  • Controlar su aumento
    de peso:
    Nunca debería tratar de perder peso durante el embarazo si
    no es bajo la vigilancia de un Médico Bariatra. La pérdida de peso o los
    cambios en su dieta podrían evitar que su bebé obtuviera las suficientes
    calorías y nutrientes como para crecer y desarrollarse apropiadamente.
    Debe enfocarse en aumentar de peso con mucha moderación, aumentando la
    mayor parte del mismo durante el tercer trimestre del embarazo.
  • Ejercitarse: Debería continuar
    ejercitándose durante todo el transcurso de su embarazo. Lo más
    recomendable es que hable con su Médico Bariatra acerca de los niveles de
    ejercicio más apropiados para usted en cada etapa del embarazo.

%u201CEl embarazo es una etapa de
máxima importancia en la vida de una mujer. Planee con anticipación su embarazo
y asesórese con médicos expertos para que sea una maternidad feliz y exitosa
del principio al final. Es el mejor regalo que le puede dar a un hijo y a usted
misma%u201D, aconseja el Doctor Bariatra David Montalvo.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y UNICEF firman Memorándum por una Infancia Libre de Obesidad en México

LaSalud.mx.– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Fondo de las Naciones Unidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *