Demandan OSC medidas de fondo para que sea efectiva la estrategia nacional contra la diabetes y la obesidad

Solo con medidas y acciones de fondo, donde realmente el gobierno regule a las empresas para que exista un etiquetado real de los alimentos procesados,  disminuya el consumo de bebidas azucaradas, principalmente los refrescos,  se tenga un acceso gratuito al agua potable y no se deje la política pública “al autocuidado” de los ciudadanos, es como se podrá instrumentar una estrategia nacional contra la obesidad y la diabetes, afirmaron integrantes de más de 200 organizaciones sociales involucradas en el tema de salud.

En el marco del día mundial de la Salud, el Presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer los lineamientos de su Política de Salud. En el punto tres, instruyó a la Secretaría de Salud, a poner en marcha una estrategia nacional para la prevención y el control de la obesidad y la diabetes. El Jefe del Ejecutivo señaló que “las acciones gubernamentales son importantes, pero sin el autocuidado de los mexicanos nunca serán suficientes”.

En este sentido, respecto a lo declarado por el Jefe del Ejecutivo, “Tomaremos las medidas más efectivas de acuerdo a la evidencia científica disponible”, las OSC señalaron que ésta evidencia, de la que habla EPN,  demuestra que la promoción del “autocuidado” no tiene ningún efecto en el combate a la obesidad si no se modifica el ambiente obesigénico a través de medidas regulatorias como: prohibir la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a la infancia, el desarrollo de etiquetado realmente orientadores, la oferta exclusiva de alimentos saludables en las escuelas y el acceso gratuito de agua potable.    

Falta participación OSC

Por otra parte, las OSC denunciaron que no hay una convocatoria a  los principales representantes y actores de la sociedad civil involucrados en temas de salud para participar en las Mesas de Trabajo Sectoriales y Foros del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, por lo que solicitaron al Gobierno Federal, a la Secretaría de Salud y demás involucrados, a que se promueva una democracia participativa en el diseño, discusión e instrumentación de la estrategia que regirá al país en los próximos seis años.

Como parte de la Alianza por la Salud Alimentaria que reúne a más de 20 organizaciones, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor dio un ejemplo de cómo la consulta del PND en materia de salud alimentaria ha estado al servicio de la industria alimentaria, “el pasado 22 de marzo la mesa sobre riesgos sanitarios fue presidida por Mikel Arriola, comisionado de Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y empresarios, entre ellos, el director de ConMéxico y el de la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad, sin ningún representante de la sociedad civil. Ahí estaban quienes se han opuesto abiertamente a regular alimentos y bebidas y a cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud”.

Por parte de las 40 organizaciones que integran la Plataforma Estratégica contra el Sobrepeso y la Obesidad, Constanza Gómez-Mont, señaló que “Es incomprensible que se esté utilizando un doble discurso, en dónde por un lado, se está diciendo que el PND 2013-2018 se realiza bajo un proceso democrático y participativo, pero por el otro, no convocan a un sector de gran importancia para el desarrollo del país: la Sociedad Civil organizada”.

Juan Núñez, de la coalición México Salud-Hable (con más de 200 ongs) comentó que “tal parece que en la organización de la llamada consulta ciudadana para el PND se han  retomado viejas prácticas de simulación, que sólo pretenden legitimar decisiones tomadas por anticipado y en verdad no se convoca a la participación de las agrupaciones Ojalá que la voluntad del Presidente Peña Nieto, de integrar a la ciudadanía a la toma de decisiones y a la coadyuvancia de las grandes tareas que demanda el país, sea real y verdadera, y que los funcionarios de su gabinete así lo entiendan”, concluyó.

En este sentido, las organizaciones afirmaron que es inherente la participación abierta de las OSC interesadas en las actividades de discusión y presentación de propuestas del PND 2013-2018 en lo que es el mayor problema de salud pública del país: la epidemia de obesidad, por lo que exhortaron a las autoridades competentes a aceptar su interés de colaborar con ellos, sabiendo que el documento final tendrá que estar listo antes de finalizar el mes de mayo próximo. Aseguraron que de no contar con una mayor participación y colaboración, se dará un fuerte golpe a la ciudadanía, pero sobre todo a la salud pública.

Señalaron que las propuestas de las OSC hacen eco en las expuestas en del libro “Obesidad en México: Recomendaciones para una política de Estado”, realizado por la Academia Nacional de Medicina, en colaboración con el Instituto Nacional de Salud Pública y la Universidad Nacional Autónoma de México, mismo que fue presentado hace un par de meses con la presencia del Dr. José Narro, Rector de la máxima casa de estudios en el país, y la Dra. Maureen Birmingham, Representante Regional de la Organización Mundial de la Salud en México.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Primera Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Salud (Conasa)

Ratifica el Sector Salud que cuenta con robusto sistema de vigilancia epidemiológica ante COVID-19 LaSalud.mx …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *