Promueven el uso de medicamentos seguros y eficaces

AMIIF, CIDOEC y la Universidad La Salle hacen llamado a la población para utilizar medicamentos seguros y eficaces


Realizan Seminario titulado %u201C¿Qué respalda a un medicamento seguro y eficaz?%u201D


Advierten los riesgos por el uso de medicamentos sin estudios científicos que avalen su seguridad y eficacia en enfermedades como la obesidad y el sobrepeso


La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), el Comité Interdisciplinario de Diabetes, Obesidad y Enfermedades Cardiovasculares (CIDOEC), y la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle (ULSA) hicieron un llamado a la población para utilizar medicamentos que hayan comprobado su seguridad y eficacia a través de estudios científicos avalados por las instituciones de salud correspondientes. 


En el marco del Seminario %u201C¿Qué respalda a un medicamento seguro y eficaz?, el Dr. Luis Felipe Cortés, Director Médico de la Unidad de Investigación, Diagnóstico y Tratamiento Clínico, señaló que %u201Cla investigación en el sector es uno  de los motores principales de la ciencia y sin duda la más fuerte aliada del médico en cuanto a la prevención de enfermedades y reestablecimiento de la salud%u201D. 


%u201CLa investigación y desarrollo de un medicamento es un largo proceso que dura en promedio 10 años, ya que para poder demostrar su efectividad se debe de estudiar a miles de pacientes, bajo rigurosos estándares científicos para que el producto pueda salir al mercado, pero sobre todo, nos permite contar con la evidencia  confirmada  de que pueden ayudar a prevenir, curar, rehabilitar y/o mejorar la calidad de vida de los pacientes%u201D, comentó el doctor Luis Felipe Cortés. 


%u201CEs importante saber que el uso de aquellos productos que carecen de estudios científicos aumentan el riesgo de efectos secundarios y comprometen la seguridad y eficacia%u201D, señaló el especialista. 


Por su parte, el doctor el Dr. Gustavo Hernández Verde, Director de Comunicación y Asuntos Científicos de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), comentó que %u201CEn México existen una diversidad de medicamentos pero no todos han comprobado ser seguros y eficaces ante organismos nacionales e internacionales. Podemos encontrar a los que llamamos originales o de patente que cuentan con estudios científicos, sin embargo, al vencer la patente de un medicamento original, otras empresas pueden copiarlo y ofrecerlo en el mercado, a estos se les conoce como genéricos. 


El especialista dijo que %u201CA diferencia de otro tipo de bienes, en los medicamentos no basta con intentar copiar la fórmula del medicamento original, se debe fabricar bajo los mismos estándares internacionales y además demostrar, a través de pruebas de intercambiabilidad que el medicamento alcanza concentraciones equivalentes el original%u201D. 


%u201CEl hecho de contener el mismo principio activo no garantiza que un tratamiento %u201Cparecido%u201D tenga exactamente las mismas propiedades que tiene el original, pues ni la calidad de este principio activo, ni el tipo de excipientes son necesariamente los mismos, por ello, son importante las pruebas que avalen su seguridad y eficacia%u201D comentó el doctor Hernández Verde. 


Los medicamentos genéricos que no son GI, los llamados %u201Ccopias%u201D o %u201Csimilares%u201D, no han pasado por pruebas de intercambiabilidad,  por lo que aún cuando digan tener el mismo principio activo para su elaboración, pueden tener variaciones en su biodisponibilidad,  es decir  su comportamiento dentro del organismo, advirtió el Director de Comunicación y Asuntos Científicos de la. AMIIF. 


Por su parte, el Doctor Melchor Alpizar, Presidente del Comité Interdisciplinario de Diabetes, Obesidad y Enfermedades Cardiovasculares, CIDOEC, señaló que los medicamentos de patente invierten en investigación científicamente para comprobar sus resultados y por ello son seguros y eficaces para el tratamiento de las enfermedades.   


%u201CEl costo promedio para desarrollar un medicamento es de 1,300 millones de dólares, pero la inversión permite tener la certeza de que son seguros y eficaces y que le darán al paciente los resultados deseados. Los encargados de comprobar estos estudios en México es la Secretaria de Salud, así como organismos internacionales tales como la FDA como en Estados Unidos y  la EMEA, en Europa%u201D, señaló el doctor Melchor Alpizar. 


%u201CActualmente, existen áreas terapéuticas de especial riesgo como los tratamientos para problemas de exceso de peso, que de no ser tratadas por un medicamento seguro, eficaz y que tenga los estudios clínicos adecuados  puedan  causar reacciones adversas o efectos secundarios como depresión y  sobre todo la falta  de resultados,  así como también incrementar el  riesgo de  enfermedades cardiovasculares y  la  diabetes%u201D, señaló el especialista.  


%u201C%u201CEs muy importante utilizar medicamentos que No estén asociados a reportes de muertes ligadas al medicamento, nuestra responsabilidad como comunidad médica es hacer un llamado para evitar poner en riesgo la vida de un paciente con obesidad o sobrepeso al recetarle un tratamiento que no haya demostrado su experiencia y resultados, tanto con los organismos nacionales como internacionales, ya que la falta de estos propicia que el paciente tenga mayores riesgos de efectos secundarios y también que deje tanto el tratamiento como la consulta%u201D,  comentó el Dr. Melchor Alpizar.   


Por su parte, Dr. Víctor Huggo Cordova Pluma, Jefe de Posgrado e Investigación de la Universidad la Salle y miembro de numerario de la Academia Mexicana de Bioética, señaló %u201Cla importancia de los medios de comunicación para informar de una manera ética a la comunidad acerca de los tratamientos existentes que dan solución a las enfermedades de los pacientes como en el caso de la obesidad.  


%u201CPor esta razón, es necesaria la regulación  y vigilancia de la publicidad para promover únicamente el uso de medicamentos que dan los resultados prometidos sin causar efectos secundarios y evitando caer en la %u201Cpublicidad engañosa%u201D de productos o servicios que no cumplen las características anunciadas%u201D, agregó el especialista. 


%u201CLa aplicación de la ética en este tipo de temas radica en sostener que hay medicamentos que si cumplen con los estudios e investigaciones que respaldan su seguridad y eficacia%u201D, concluyó el doctor Víctor Huggo Cordova.  
 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Prevención de la mala nutrición en los primeros 1000 días de vida”

Por cada dólar invertido en la nutrición durante los primeros mil días de vida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *