80 por ciento de adultos con lesiones óseas, por malas posturas.

Las malas posturas que se adquieren en la niñez y adolescencia ocasionan que al llegar a la etapa adulta, se manifiesten dolores o lesiones crónicas que perjudican la salud, afirmó la doctora María Elena Mazadiego González, coordinadora clínica de Educación en Salud, de la Unidad en Medicina Física y Rehabilitación Norte (UMFRN), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

La especialista dijo que el uso de zapatos inadecuados, sobrepeso, obesidad, sentarse o dormir en posiciones incorrectas llegan a provocar dolores en la espalda, rodillas, cadera, cuello y desviación en la columna, que pueden derivar en discapacidad leve hasta severa, lo que afecta la calidad de vida de los derechohabientes.

 

Inclusive, 80 por ciento de los pacientes de la UMFRN acuden por alguna lesión originada en malas posturas, indicó la doctora María Elena Mazadiego. Por ello, para prevenir estos padecimientos se imparten programas de higiene de columna, protección articular y manejo de cargas.

 

Es importante explicar a los derechohabientes cuáles son los movimientos y posturas correctas, además de los programas de rehabilitación para quienes presentan ya alguna discapacidad o limitación funcional, explicó.

 

En estos programas, describió la especialista, se indica a los derechohabientes el tipo de calzado y altura adecuada que deben usar y cómo deben sentarse. Por ejemplo, apuntó que para alinear la columna al sentarse, de preferencia debe usarse un banquito para colocar las piernas.

 

Además, se muestra la forma correcta para levantarse de la cama y cómo acostarse para evitar un sobre estiramiento de la columna; movimientos básicos del cuello, posición ideal para acostarse boca abajo, de lado y, en general, ejercicios que pueden realizar sin que se lleguen a lastimar. A los pacientes se les indica cómo cuidar su cuerpo para prevenir consecuencias mayores y ejercicio terapéutico.

 

Asimismo, destacó que es importante vigilar el peso corporal desde la infancia, pues el paciente que tiene sobrepeso y obesidad, con el paso del tiempo adquiere malas posturas y %u201Cson ellos quienes más problemas tienen%u201D.

 

Por tal motivo, la coordinadora clínica de Educación en Salud enfatizó que es necesario realizar actividades físicas, recreativas, deportivas y cambios frecuentes de posición para que nuestro cuerpo esté balanceado y soporte cualquier postura y así evitar repercusiones.

 

Dijo que además de mantener el peso adecuado, otra forma de evitar malas posturas es %u201Ccontar nuestros tiempos%u201D; es decir, cada 15 o 20 minutos debemos cambiar de posición y mover brazos, cuello, piernas. Porque al estar mucho tiempo inactivos, nuestros músculos se contracturan, fatigan y duelen.

 

En el caso de las terapias, indicó, se proporcionan tres veces al día, con aplicación de calor o frío, según sea el caso; ejercicios suaves que poco a poco se incrementan para fortalecer el sistema musculoesquelético, con ayuda de ligas o pesas, de acuerdo con la prescripción médica.

 

Todo nuestro cuerpo se mueve en cuatro ejes: anterior, posterior y laterales: derecha e izquierda; entonces, todos los días debemos realizar ejercicios de calentamiento sobre dichos ejes, de 10 a 20 repeticiones en cada articulación para estirarlas y así mantener nuestros músculos y huesos relajados y resistentes. %u201CMovimiento es vida, mejora nuestra salud y calidad de vida%u201D, concluyó.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS y UNICEF firman Memorándum por una Infancia Libre de Obesidad en México

LaSalud.mx.– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Fondo de las Naciones Unidas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *